Arturo González: La música por encima de la Esclerosis Múltiple

Arturo González es un músico de 32 años, que lleva siete años apostando al arte como la guía para hacerle frente a la Esclerosis Múltiple, una enfermedad del Sistema Nervioso Central que afecta la comunicación entre este y el cuerpo, lo cual genera efectos negativos en la visión y/o en la coordinación de distintas partes del cuerpo, dependiendo de quien la presente.

13902832_10157144350785167_3255009364572361909_n.jpg

Dibujo del compositor Juan Carlos Domínguez Guevara, en el cual emula su pieza Espejismo, la cual fue interpretada por Arturo antes de que la esclerosis múltiple comenzara a manifestarse.

A los 25 años fue que la esclerosis múltiple comenzó a manifestarse en el cuerpo de Arturo. Como él indica:

“No hay motivo para que tengas esto, nada más pasa y ya. Empecé con temblor en la mano derecha; mi pie derecho al bajar escaleras temblaba y empecé a ver borroso y a no ver bien. Fue cuando fui al doctor, me dijo ‘puede ser esto o esto’;  me hicieron estudios, salió qué era y ya fui así directo a tratar esto.”

Su amor por la música despertó a los 14 años, “fue con los videojuegos, cuando mi mamá escuchaba música, fue así como dije ‘quiero hacer música’; así comencé a tocar el teclado. Después entré al piano, y de ahí conocí el acordeón. Cuando estudiaba toqué un poco de jazz, pero se me hizo complicado, es de mucho estudio… y más con lo que me pasó, me deprimí y dejé de tocar.”

¿Qué hiciste para seguir adelante? La música siempre nos ayuda…

“Estudiando, a la mitad de la carrera me pasa esto y fue así como ‘¡por qué yo!’. Fue muy complicado, dejé de tocar, cuando lo quise retomar me costó trabajo. Tuve que retomar, sobre eso tuve que seguir.”

¿Cómo superaste la depresión?

“Ya no tomando medicina, porque si me dan medicina me siento todo mal. ‘Hasta aquí, no puedo estar dopado siempre’. La medicina me ayudó un poco, pero ya andaba en otra parte. Me puse a estudiar nuevamente. Disculpa mi lenguaje, esto también afectó mi lenguaje.”

Hay que mover muchas piezas para estar bien: unas por el lado de la familia, otras por el lado de las amistades, otro por el lado profesional. ¿Tú qué piezas moviste?

“La familia siempre me apoyó, no fue mucho problema. Las amistades me dejaron de hablar, no sé por qué… pero unos amigos, ya los conocía, fueron los que me invitaron a tocar. El trabajo me ha ayudado para estar activo, porque si me mantengo sin hacer algo me va muy mal, muy muy mal.”

Es maravilloso, porque hay gente que absolutamente sana no hace nada.

Me está costando, pero ahí vamos.

¿Qué consejo le darías a un músico joven y sano?

Que no deje de tocar, porque si yo dejé de tocar un tiempo y después cuando lo quise retomar ya me costaba más.

11113848_10155486095775167_2762770134860858304_n.jpg

Arturo González

Arturo se vio obligado a dejar el piano debido a dificultades con su motricidad; pero eso no impidió que este continuase su camino en la música. Actualmente está tocando el acordeón en un grupo de tango.

¿Cómo fue la transición del piano al acordeón?

“Eso fue antes de que me pasara esto. En la escuela llevé piano y después… el esposo de mi maestra de piano tocaba acordeón, le dije que si me podía dar clases y fue así que empecé con el acordeón.

Toco en Lunfardo. Cuando empecé con el acordeón, siempre quise tocar en un grupo de tango. Me acaban de invitar, apenas llevo un ensayo, me invitaron y fue así como: Wow! ¡sí, por supuesto!”.

10991255_10155158526880167_8798799945534801154_n.jpg

Arturo y su acordeón

El acordeonista también se encuentra trabajando en jardín de niños.

¿Cómo se sienten los niños aprendiendo música?

“Están muy contentos. Van a abrazarme.

No toco. Les enseño música para desarrollar su psicomotricidad. No un género en especial; a veces toco el acordeón, alguna ronda infantil.”

¿Cómo es la música que ayuda a desarrollar la psicomotricidad?

Es mucho movimiento, por ejemplo, puede ser mover la mano derecha, que hagan otra cosa con la mano izquierda; igual los pies. En sí es eso.

1930964_83822495166_5452_n.jpg

Arturo González, antes de que fuese detectado con EM

Arturo es un gran ejemplo de que no debemos rendirnos ante las dificultades. Todos tenemos algo que amar en la vida, dentro de nosotros mismos. Ya otros grandes músicos nos han demostrado que cuando ese amor puede estar vertido en un trabajo artístico, salir adelante es la única posibilidad.

#NoTeRindas #DíaMundialEM #EsclerosisMúltiple #VivirconEM #LifeWithMS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *